Consejo de Seguridad sanciona a Corea del Norte

El Consejo de Seguridad de la ONU sanciona a Corea del Norte

Un día después de la toma protesta del segundo periodo del Presidente Obama, llevado a cabo el pasado lunes 21 de enero, el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (CSONU) adoptó la resolución 2087 que amplia las sanciones a Corea del Norte por violaciones a una resolución anterior del CSONU (1718 del 2006).

La relevancia de esta decisión es que marca una tendencia de lo que podemos esperar a nivel internacional en el manejo no sólo de Corea del Norte, sino con otros países que atraviesan una situación compleja, como Irán. Estos dos países cuentan con contextos distintos, comenzando por el hecho que el país gobernado por Kim Jong-Un ya tiene armas nucleares y desde el 2006 que ya hace pruebas con dichas armas. Otro hecho que reafirma esta postura hacia Corea del Norte fue su retiro en 2003 del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNPN), instrumento prácticamente universal. Únicamente cuatro naciones importantes naciones no son parte de dicho tratado: Corea del Norte, India, Israel y Paquistán.

Derivado de la sanción 2087 contra Corea del Norte, el siguiente paso es determinar qué se hará con Medio Oriente y, en particular, con Irán. Si bien es cierto que Irán es miembro del TNPN, éste no ha ratificado su protocolo adicional. De hecho, de acuerdo al último reporte del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) publicado en nov. del 2012, Irán está cerca de tener la capacidad de militarizar su programa nuclear. Según fuentes publicadas por AP días antes del reporte, mencionan que aproximadamente en tres meses tendrán la capacidad de aumentar su enriquecimiento de uranio al 20%. Este porcentaje de concentración sería suficiente para confirmar que el programa no es únicamente civil, sino que comparte un fin militar.

Diversos analistas y expertos en la región sugieren un sistema de disuasión que permitiera a Irán obtener la militarización de su programa nuclear con la condición de transparentarlo y obligando la limitación de su uso. Esto a pesar de los costos que implica la probable proliferación de armas nucleares en Medio Oriente. Dicha opción está orientada en un manejo similar a la apertura con Corea del Norte, por ello la vinculación y relevancia de la resolución. Por ende, toma fuerza la idea que se reafirmará la política de sanciones económicas contra Irán. Estas medidas han tenido un efecto devastador para la economía iraní, pero no ha logrado contener el aumento de su capacidad nuclear.

Confirmar las sanciones anteriores y ampliar la atención a Corea del Norte implica analizar cuál será el futuro de Irán. No necesariamente es un posicionamiento paralelo para las dos naciones; sin embargo, sí se puede afirmar la continuación de una política internacional.

Adicionalmente, hay factores que permiten especular la permanencia de las políticas como el triunfo del Primer Ministro Israelí, Benjamín Netanyahu. El resultado electoral permite conocer la postura que tendrá Israel en la región que, si bien hubiera sido difícil que cambiara, pudiera dar luz a una flexibilización en su posición.

El Presidente Obama debe valorar cada contexto y promover en su segundo término un escenario de más balances ante el CSONU ya que si los Estados Unidos mantienen el mismo objetivo, al enfrentarse a un Irán nuclear tendrán reducidas opciones para mantener su postura.

Tags: , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: